Qué es el suelo radiante, tipos y costes

Uno de los aspectos más resaltantes al momento de buscar una vivienda, es que esta cuente con un ambiente agradable y no helado. Por ende, muchos utilizan los sistemas de calefacción alternativos para mantenerse calientes.

En España, la gran parte de los hogares cuenta con un sistema de calefacción conocido como suelo radiante. Este destaca del resto gracias a su tecnología de vanguardia, gran eficiencia y ventajas con relación a el espacio que ocupa.

suelo radiante, precio suelo radiante, instalación suelo radiante

Qué es un suelo radiante

Como su nombre lo define, el suelo radiante es un sistema de calefacción de energía térmica lenta, el cual usa el pavimento como emisor de calor. Este sistema procede del siglo I d.C, diseñado por los romanos al realizar pequeños canales tallados en el suelo rocoso por donde circulaba agua caliente, la cual hacía que el frío nocturno disminuyera rápidamente.

En la actualidad, este sistema fue modificado llevándolo a una estructura similar, la cual consiste en una serie de tubos conectados a una central principal que controla la temperatura de forma automática mediante sensores térmicos. La razón de esto se debe a que la normativa española establece que la temperatura debe ser de 29ºC para evitar quemaduras.

Por lo general, los materiales utilizados en su instalación suelen ser los mismos. La característica principal está en sus tuberías de polietileno, las cuales son muy resistentes a las altas temperaturas y además permiten una correcta transmisión del calor hacia la superficie donde se encuentre.

Si bien, este medio de calefacción es mucho más eficiente que un radiador eléctrico, su coste es considerablemente mayor. De igual forma, necesita de la instalación de un personal técnico capacitado, ya que requiere de ciertos estatutos y normativas para ser colocado correctamente.

Tipos de suelo radiante

Gracias a la tecnología de hoy día, existen dos tipos de suelo radiante que se pueden adaptar acorde a las necesidades de cada persona, dándole una mayor capacidad en las ventas y ahorro de inversión. Entre estos, podemos mencionar:

Suelo radiante eléctrico

Este tipo de sistema funciona únicamente a partir de la energía eléctrica, consiste en una estructura similar al movimiento de una serpiente justo por debajo del revestimiento del suelo. De igual forma, está controlada por una central automática que regula la emisión de calor acorde a lo requerido.

Suelo radiante por agua

Utilizado hace mucho tiempo por los habitantes del imperio romano, hoy día forma parte del sistema de calefacción de preferido por muchos. La razón, es que no consume tanta energía eléctrica como el primero, ya que utiliza un mecanismo de calderas por condensación bastante eficaz.

Otro tema relacionado son los radiadores de gas.

suelo radiante, precio suelo radiante, instalación suelo radiante

Cómo es la instalación del suelo radiante

Lo primero que hay que tener en cuenta en un hogar o estructura comercial al momento de querer colocar un suelo radiante, es percatarse de que no existan problemas de humedad tanto en las paredes como en el suelo.

Control de los problemas de humedad

En caso de haberlas, es recomendable solucionar estos problemas lo más pronto posible, ya que de lo contrario pueden interferir y agravarse con la emisión del calor.

Primera capa de aislamiento

Una vez resuelto el inconveniente, lo segundo a priorizar es el tipo de aislamiento a colocar en el suelo, esté por lo general consiste en una película o capa de polietileno, la cual aislará la vivienda y los elementos de calefacción de la entrada de la humedad.

Además, será necesaria la instalación de una cinta perimetral, la cual evitará las dilataciones del suelo contra las paredes.

Segunda capa de aislamiento

Luego, se utiliza una capa conocida como porexpán o polietileno expandido, está aislará térmicamente el sistema de tuberías del suelo, haciendo que la emisión de calor sea la indicada.

Estructura de fijación

A su vez, esta estructura sirve de fijación para colocar los tubos de polietileno. Es importante mencionar que existen diferentes paneles de fijación, entre los cuales están los de grapa o de auto fijación. Por otra parte, si existen problemas de estructura, este puede elevar el suelo a 1,6 cm de altura para así nivelar las superficies.

Diseño del circuito

Una vez colocados estos paneles, se deberá diseñar un circuito de tuberías, los cuales comenzarán y terminarán en una caja de colectores o central de control. En esta caja están alojados los sistemas de regulación y control térmicos, los cuales permiten la emisión de calor necesario en cada habitación.

Capa de pavimentación y revestimiento

Finalmente, se cubre con una capa de mortero o cemento tradicional de 5 cm aproximadamente, o bien, se puede utilizar un autonivelante para obtener mejores resultados. El secado de estos, puede durar entre 2 a 15 días dependiendo de la ventilación de la vivienda.

Más tarde, se procede a aplicar el revestimiento de su preferencia, como sugerencia es importante que busque revestimientos que sean seguros en la transmisión de calor, el 80% de los que se encuentran en el mercado poseen esta característica de fábrica.

Ventajas y desventajas del suelo radiante

Entre las ventajas, podemos mencionar:

  • Ahorro de más del 25% con relación a otros sistemas de calefacción convencional.

  • Mayor confort en la emisión y recepción del calor.

  • Su sistema libre de emisión de aire, permite la reducción considerable de polvo y ácaros.

  • Su sistema automatizado de distribución permite utilizarlo tanto en las noches frías del verano como el congelante invierno.

  • No ocupa ningún espacio, ya que su instalación inteligente permite utilizar lo necesario en la vivienda sin generar inconvenientes.

  • Puede funcionar por varias horas y cuenta con un apagado automático en caso de que no sea necesaria la calefacción.

Entre las desventajas, tenemos:

  • Su instalación necesita de una alta inversión inicial.

  • Requiere de personal técnico altamente capacitado para su correcta instalación.

  • Su eficiencia, dependerá de la calidad de los materiales utilizados.

  • Requiere mantenimiento tanto correctivo como preventivo, lo que hace que a largo plazo pueda generar gastos adicionales.

Cuál es su coste

Este dependerá de la zona en la que te ubiques en España, ya que puede ir desde unos 50 a 70 euros el metro cuadrado. El presupuesto más bajo solicitado, es de 900 euros, incluyendo material e instalación del suelo radiante para una sala y cocina pequeña. Mientras que, el presupuesto más elevado para este mismo espacio es de unos 5,990 euros.

Así que, si deseas instalar este tipo de calefacción en tu hogar, ten en cuenta primero su coste y como sugerencia consulta los precios en varias compañías para que estés seguro de obtener la mejor oferta de calidad y economía.

Aquí podrás encontrar más información relacionada con el artículo en cuestión.

Reproduciendo este vídeo, podrás obtener un contenido mucho más específico en relación tema mencionado: