Instalación de un suelo radiante

El método de calefacción del suelo radiante es característico por consumir tanto energía, en caso de ser eléctrico, como agua en caso de ser de otro tipo. Sin embargo, su consumo puede ser reducido si se utilizan otras fuentes de energía alternativas, es por esto por lo que la instalación de un suelo radiante y paneles solares puede parecer costoso, pero en realidad es una inversión bastante eficiente.

Cientos de usuarios de comercializadoras como EDP, Iberdrola o Endesa lo recomiendan, puesto a que solo se deben colocar los tubos de polietileno para que este circule por debajo del suelo y con el suministro de la energía solar, se puede calentar el agua por inducción o la resistencia del tubo, generando como resultado la emisión de calor.

Este método tiene una mayor demanda en las regiones centrales de España y en varias latitudes con climas similares, debido a que proporciona una temperatura agradable en cualquier habitación y no genera humedad, la cual sabemos que puede causar daños a la salud.

No obstante, algunos consideran que la instalación de un suelo radiante puede ser sumamente costosa, pero su precio varía dependiendo de donde te encuentres, además, a la larga, esta inversión generará cambios significativos y notorios en tu estilo de vida familiar a diferencia de otros tipos de calefacción.

suelo radiante instalacion, suelo radiante, mantenimiento suelo radiante

Funcionamiento

El hombre en la búsqueda del confort, ha ideado una serie de objetos que le han permitido satisfacer sus necesidades, entre las cuales está mantener una temperatura agradable al tacto en una superficie. Y si bien, esta no parece una necesidad básica, para muchos es como si lo fuese, debido a la comodidad que este dispositivo les ofrece en su vida cotidiana.

Temperaturas usadas

Su funcionamiento es muy sencillo, los suelos radiantes por agua consisten en enviar una leve presión del vital líquido con temperaturas de 30 a 45ºC, esto hace que realice un proceso de radiación de electrones, por debajo de una capa de hormigón la cual funciona como emisor de temperatura y aislante al mismo tiempo. Pero, ¿cómo se instala un suelo radiante?

suelo radiante instalacion, suelo radiante, mantenimiento suelo radiante

Proceso de instalación

Su proceso es bastante sencillo, puesto que solo se usa material prefabricado y tiene una sola manera de instalación. La red de tuberías debe ir de forma serpenteante o en espiral en el suelo, para que esta al pasar el agua o calentar las resistencias pueda generar sus funciones en conjunto a los siguientes elementos:

Caja de colectores

Se concentra en un espacio determinado, los elementos que servirán para ejercer las funciones de todo el sistema se encuentran en esta caja. Entre los cuales podemos destacar: la bomba de impulsión.

Es importante que este tipo de caja se encuentren empotradas e instaladas en la pared o cualquier otra superficie, con la finalidad de evitar daños por humedad o el acceso de animales, su objetivo es resguardar y hacer funcionar todo el circuito del suelo radiante de manera automática.

Banda perimetral de suelo radiante

La banda perimetral es usada como aislante térmico, debido a que permite la dilatación del mortero. Esta se usa para evitar puentes térmicos entre el mortero y las obstrucciones que se encuentren en la habitación escogida para la instalación, la cual puede ocasionar un mayor consumo de energía y pérdidas térmicas.

Film antivapor

Se trata de una lámina de plástico que tiene como función expandirse por debajo de las placas aislantes que se ubican en el suelo, con el fin de cubrir toda la superficie de la zona forjada afectada, estas suelen colocarse en sótanos o habitaciones expuestas a la intemperie.

Tubos

Mejor conocida como tubería equipada, esta permite controlar la circulación de la misma dentro del interior. Están hechas de material termoplástico, además en el mercado existe una diversa variedad. Sin embargo, las más habituales de encontrar son de multicapa, poli butileno y polietileno reticulado.

Llenado y prueba de presión

Una vez instalado los circuitos y haber colocado las juntas hidráulicas se procede al llenado de instalación. Con las llaves disponibles puestas en cada colector, se llevarán cada circuito, para que elimine todas las partes posibles de aire, con el fin de facilitar el depurado posterior. Luego, se procede a agregar los aditivos o anticongelante que se necesiten.

Vertido del mortero

Esta tiene dos funciones fundamentales, una térmica y una mecánica, la primera como objetivo tiene dividir de forma uniforme la energía que impulsa los generadores desde la instalación, mientras que la segunda, debe crear una placa consistente para soportar el solado final unido al piso de la infraestructura.

Revestimiento

Con este procedimiento se deberá regular las temperaturas que se impulsan dentro de los tubos, al mismo tiempo que hace las pruebas de funcionamiento correspondientes. Cada paso influirá directamente con el resultado térmico del suelo, en caso de que el conducto término no realice sus funciones adecuadas, se podrán hacer cambios.

Regulación

Aquí se realizará el ajuste de flujo de agua, el cual debe ser equilibrados de acuerdo a los cálculos del ingeniero. El proceso evaluará la temperatura fría y caliente. De acuerdo a las normativas UNE-EN 1264-4, la calefacción debe tener un mínimo de 29 ºC hasta un máximo de 30 ºC, al igual que anexos y baños. Mientras que, para la refrigeración, esta debe estar en 19 ºC.

Mantenimiento

Finalmente, con todas evaluaciones realizadas, con este proceso se buscará garantizar la durabilidad que existe sobre la instalación, basado en el correcto funcionamiento de todo el sistema. No puede haber fugas ni esparcimiento de impurezas, es importante mencionar que existen dos tipos de mantenimiento, uno correctivo y uno preventivo.

Garantía y eficiencia del suelo radiante

Este método es el más recomendado y eficiente de todos, puesto que no solo brinda comodidad a los bolsillos por lo económico, sino que también brinda confort a quien tenga su instalación en su vivienda, piso residencial, comercial o laboral. Este se puede constatar por:

  • Impulsar un flujo de agua caliente con temperatura muy baja, a diferencia de otros sistemas, se recomiendan los de 30 a 45 ºC

  • Al ser un sistema con baja temperatura, se logra gran ahorro energético, también se puede combinar con sistemas de generación que induzcan calor, como la aerotermia, condensación o energía solar.

  • Con otros sistemas, el suelo radiante se puede usar para las épocas de verano.

  • No genera pérdidas de conducciones, por lo que trabaja con temperaturas similares a las del ambiente.

  • Genera un consumo eficiente.

  • Es un sistema para climatización que brinda máximo confort y elimina agentes patógenos que pueda ocasionar daño a la salud.

En este sitio podrás encontrar mayores detalles con respecto al tema en cuestión.

En el siguiente vídeo puedes encontrar mayor información relacionada con el tema: