Radiador gas: noticias, información

La opción de adquirir un radiador a gas es hoy en día una de las más comunes cuando se espera tener un buen sistema de calefacción en casa o lugar de trabajo. Un radiador a gas es por mucho un sistema de calefacción confiable y eficaz además, en la mayoría de los casos el radiador a gas no genera gastos mayores, siempre y cuando se use y su instalación sea la adecuada, entre otros factores que pudieran intervenir.

Al momento de elegir para un ambiente cualquiera un sistema de calefacción, lo primero que se viene a la mente es un radiador a gas, ya sea un radiador a gas natural, radiador a gas butano, entre otros tipos y modelos que se pueden encontrar.

Entre los modelos más populares se encuentran los radiadores verticales de gas natural por solo mencionar uno, pues la demanda de este tipo de sistemas de calefacción ha generado una gran variedad, dándole la posibilidad a los usuarios de estos sistemas a elegir entre varios radiadores a gas natural modernos. Existe una plataforma digital que pone a disposición diversidad de radiadores de gas, los cuales se adaptan a las necesidades de cada usuarios. Encontrarás variedades y novedades en el mundo de los radiadores a gas para calefacción de vivienda o cualquier entorno.

Si quieres saber más de los precios del radiador a gas, de purgar el radiador a gas, de las ventajas y desventajas del radiador a gas, del radiador eléctrico, del suelo radiante, visita nuestro Portal Web.

Radiador gas casa, tipos de radiadores gas casa, ubicación del radiador,

Radiadores de gas: concepto

Los radiadores a gas son componentes que irradian calor al entorno en donde estén instalados. El objetivo de este sistema es transferir calor en cual ha sido originado en su interior gracias a un proceso denominado convección y radiación. La elaboración y apariencia de un radiador a gas pueda variar acorde al modelo y necesidad, así como los materiales que son usados, ya sea hierro fundido, aluminio, chapa.

¿Cómo funciona?

Su sistema funciona de una manera sencilla, a través del radiador circula agua caliente la cual proviene la caldera donde se genera calor, Esta agua caliente transfiere el calor por uno de los métodos posibles, como la radiación o la convección esto depende de muchos factores como el diferencial de temperatura del fluido, la superficie y diseño de aparato, es decir, el radiador provoca una cambio de la energía que proviene del agua caliente por el del ambiente, esto permite que la temperatura del lugar a calentar llegue al punto en donde el ambiente es agradable.

Radiadores de gas, cuánto calor intercambia con el ambiente

La capacidad de emisión de calor que pueda emitir un radiador a gas dependerá de algunos factores como la superficie y el gradiente de temperatura que existe entre el radiador y el área en que se encuentra instalado, es decir, mientras mayor sea el área de transferencia de calor, mayor será la cantidad de calor emitido. De ahí, la importancia de informarse sobre estos sistemas y equipos antes de adquirirlos e instalarlos, de igual manera vemos como muchos catálogos de radiadores a gas natural para calefacción de vivienda aportan información relacionada con los aspectos de calor necesarios para superar la barrera entre dos temperaturas.

¿Qué es un salto térmico?

Esto se refiere a lo que separa la temperatura del fluido del radiador y el ambiente en términos de temperatura. Normalmente los fabricantes especifican las características del equipo, su potencia calórica esta expresada en Watios o Kcal/h para saltos de 50 grados centígrados, lo cual es la correspondiente potencia calórica acorde a la norma UNE-EN 442, en este artículo se muestra la información acorde a esta norma.

Tipos de radiadores a gas

Actualmente existen un gran cantidad de tipos de radiadores de calefacción, algunos de estos se mencionan a continuación, clasificándolos según la materia prima utilizada en su elaboración.

Radiadores tipo fundición

Estos son elaborados con hierro fundido, se encuentran entre los más resistentes y duraderos, su implementación se inició en edificaciones construidas entre los años 70 y 80, por lo que es común verlos en ambientes de esa época. A pesar del tiempo estos siguen siendo unos de los más comunes, ideales para instalarlos en casas, escuelas, entre otros, su demanda los ha llevado a que se elaboren con diseños muy novedosos.

Ventajas

  • Contienen abundante inercia térmica, lo que permite que el calor se conserve por mucho más tiempo.
  • Muy duraderos.
  • Muy resistentes.

Desventajas

  • Tardan mucho más tiempo para llegar a la temperatura deseada.
  • Su coste es elevado.
  • Son pesados.

Radiadores de calefacción (aluminio)

Su principal material de elaboración es el aluminio, entre los radiadores de fundición, estos son más actualizados. Son situados en bases ensambladas y de elementos específicos según los requerimientos energéticos del usuario.

Ventajas

  • Contienen poca inercia térmica, lo que produce que se consiga la temperatura ideal en corto tiempo.
  • Son económicos.
  • Son ligeros, lo que permite una sencilla instalación.
  • Trabajan por sistema de convección y radiación.

Desventajas

  • Se enfrían mucho más rápido.
  • Su resistencia es menor.

Radiadores de calefacción (láminas de acero)

Estos son fabricados con láminas de acero de diversas longitudes. El fabricante proporciona información relacionada con la capacidad de generar calor por metro lineal de equipo.

Ventajas

  • Contienen poca inercia térmica, esto les permiten alcanzar la temperatura ideal en poco tiempo.
  • Se puede manipular las alturas y longitudes.
  • Trabajan por sistema de convección y radiación.
  • Son resistentes.

Desventajas

  • Instalación compleja, ya que para empotrarla se necesitan habilitar espacios.
  • Precio elevado.

¿Qué tipo de radiadores de calefacción se debe elegir?

Son muchas las variantes que pueden surgir al momento de hacerse con un sistema de calefacción por radiador a gas, teniendo en cuenta que existen muchos sistemas de calefacción y diversidad de tipos de radiador a gas.

Aun así teniendo a la mano la información necesaria, se recomienda en todo momento acudir a profesionales, los cuales puedan realizar un estudio en el ambiente donde será instalado el radiador a gas, de tal manera que la elección final sea la más adecuada según las necesidades.

Algunas de las preguntas más comunes al momento de hacerse con un radiador a gas son las siguientes:

  • ¿Hay algún sistema generador de calor? ¿Es de baja o alta temperatura?
  • ¿En qué inmueble se desea instalar el sistema de calefacción?, ¿vivienda, edificio, centro de salud, entre otros?
  • Calidad del sistema de calefacción, ¿qué presupuesto está disponible?
  • ¿Se desea conservar la estética del lugar?
  • ¿Cuál es la potencia calorífica del ambiente?

Una vez que sean respondidas cada una de estas preguntas y con ayuda de un especialista, es seguro que la elección que se realice será la más adecuada.

Allí encontrarás más información.

Visualiza en el vídeo como luce una calefacción con caldera de gas: