June 26, 2019

Todo sobre el mundo del motor

Danilo Petrucci ya sabe lo que es ganar en MotoGP. Él, que llegó a la élite del motociclismo casi por la puerta trasera y sin hacer mucho ruido (en 2011 sorprendió al Mundial de Superstock 1000 y de allí dio el salto a MotoGP en equipos poco punteros), consiguió su primer triunfo en Mugello, el templo de la velocidad de los tifosis. «Ante mi público y en mi ciudad. Es increíble, no puedo describir lo que siento», decía el de Terni, que a los 28 años saboreó la gloria. Por un día, él fue el héroe: un italiano ganando en Italia con una moto italiana. Un sueño hecho realidad.

«Ante mi público y en mi ciudad. Es increíble, no puedo describir lo que siento»

Danilo Petrucci Piloto de Ducati

Él no tiene una historia como la de los otros pilotos, con fotos compitiendo en motos desde pequeños. A él, la pasión por el motociclismo le viene de su padre, conductor de camiones de Pirelli, que hizo que desde muy pequeño ya estuviera corriendo por el paddock, viendo a sus ídolos, soñando parecerse. En 2010, con 20 años, aprobó las pruebas para entrar en la Fiamme Oro, el grupo deportivo de la Polizia, y lo le ayudó a relanzar su carrera: en 2011, con el apoyo de la federación italiana, probó suerte el Mundial de Superstock 1000 y llamó la atención de los equipos de MotoGP. En el Mundial no tuvo mucha suerte, pero siguió trabajando como nadie hasta que en 2014, cuando casi ya pensaba en tirar la toalla, recibió una llamada de Ducati para incorporarlo a su equipo satélite, el Pramac Racing. Después de algunos podios no fue extraño que el equipo oficial pensara en él para sustituir Jorge Lorenzo. Entonces, sin embargo, le dejaron claro que el contrato era por sólo un año y que, por tanto, debería ganar el lugar para 2020.

Humilde y trabajador, Petrucci puso en contacto con Andrea Dovizioso, que sería su compañero en Ducati, para ver cómo podían trabajar juntos. La sintonía entre ellos fue evidente. Tanto, que finalmente Petrucci fue a vivir a Forli, localidad natal de Dovizioso. «Me ha ayudado mucho este invierno. Me ha adoptado como si fuera su hermano. Este triunfo es para él», decía domingo, emocionado. «Me ha explicado secretos que ningún piloto le cuenta a otro», añadía después de pedirle perdón. Y es que su triunfo en Mugello, sumado al segundo lugar de Marc Márquez, hicieron que Dovizioso acabara tercero y, por tanto, perdiera puntos en relación con el catalán en la lucha por el campeonato. «Es la última persona a la que le haría eso, lo siento», decía, y seguía: «Ya tengo lo que quería, ahora toca ayudar al Dovi a ser campeón del mundo». Tiene lo que quería porque para él no estaba en juego el título de campeón del mundo, pero sí una renovación que parece que se ha ganado con creces.

«Estoy realmente feliz por él, porque me importa y sé cuánto merecía este triunfo»

Andrea Dovizioso Piloto de Ducati

«Estoy realmente feliz por él, porque me importa y sé como merecía este triunfo», decía Dovizioso, que también contaba que ambos son «pilotos inteligentes», si bien reconocía que tienen una relación «anómala» como compañeros. «Lo que me pasó en el pasado es lo más normal. En el campeonato hay personas con caracteres diferentes y puedes encontrarte mejor con uno y peor con otro. Con Danilo siempre nos hemos respetado y hemos hablado, incluso todo cuando estaba en el Pramac «, comentaba el de Forli. De momento, la relación especial entre ellos ha comenzado a dar frutos. Tras ser héroe por un día, a partir de Montmeló Petrucci asumirá de nuevo su papel de escudero de Dovizioso con la intención de dar la lata a Márquez y destronarlo.

 

Formula 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares