August 22, 2019

Todo sobre el mundo del motor

Barcelona se ha vestido de parque temático del motor. El Gran Premio de F1 en el Circuito y el Salón del Automóvil, que se acaba mañana, han dado a los visitantes muchas oportunidades de pasarlo bien, más allá de la carrera y de los coches nuevos presentados. Experiencias y diversión para todos.

Record de visitantes

Mañana tendremos las cifras definitivas, pero hacía tiempo que los palacios del recinto ferial de Montjuic no llenaban así. Los dos primeros días del Salón Automobile Barcelona ya fue un 11% más de visitantes que en el mismo fin de semana hace dos años. A destacar la juventud de una gran parte del público, que se ha rejuvenecido muchísimo, lo que anima mucho los expositores.

Un viaje multimedia

Génesis es el nombre del espectáculo tecnológico inmersivo de imágenes, luz y sonido, que podemos ver en uno de los pabellones de la Feria y que supone un viaje a través del último siglo de la automoción. Su duración no llega a la media hora, y cada día hay nueve sesiones. Desgraciadamente las proyecciones sólo se han hecho en fin de semana, lo que impide algunos visitantes poderlo contemplar.

El apuesta dls grandes grupos

El atractivo del salón de Barcelona lo han confirmado los grandes grupos. El grupo Volkswagen reunió sus máximos dirigentes, entre ellos el presidente de Seat y los CEO de Porsche y Lamborghini, en un acto donde avanzaban los planes de futuro de sus marcas. Mercedes también escogió Barcelona para presentar su marca de coches eléctricos: EQ.

El circuito es de Hamilton

El piloto de Mercedes ha ganado las tres últimas ediciones. Está claro que el Circuit se encuentra como en casa. Su superioridad fue vista por 87.511 espectadores (160.428 durante todo el fin de semana), una cifra que confirma que después de casi tres décadas la F1 sigue despertando el interés de una cantidad muy significativa de aficionados, muchos de ellos extranjeros.

Una carrera arraigada

Como cada año, los castellers de Vilafranca levantaron sus construcciones antes del Gran Premio, en el que ya se ha convertido en una imagen tradicional de la carrera. En Montmeló también se han visto gigantes, cabezudos -algunos incluso en la zona de los invitados más il·lustres-, grallers, tamborileros, trabucaires, y todo tipo de representantes de las tradiciones propias del país.

29 años de emociones

La imagen de Senna y Mansell luchando mano a mano con sus McLaren y Williams al final de la recta del Circuit en la primera edición de la carrera, en 1991, es una de las más icónicas. En el paddock hemos podido ver varios monoplazas que nos han hecho viajar hacia épocas cuando las carreras eran quizás más emocionantes. Como decía James Hunt: «la F1 era peligrosa y el sexo, seguro».

Un salón comercial

La edición del Centenario de Automobile, además de presentar las principales novedades, también ofrece la posibilidad de probarlas. En la avenida Rius i Taulet está la Zona Boxes, donde las marcas ceden sus modelos a los visitantes para que puedan comprobar su comportamiento en diferentes recorridos. La feria espera hacer más de 80.000 pre-ventas de coches estos días.

El recuerdo de un siglo

La exposición «Road to 100» reúne 26 vehículos que han tenido cierta relevancia durante el siglo de historia del Salón del Automóvil que conmemoramos estos días. Con una puesta en escena cuidada, la selección de estos coches y motos se ha hecho según el discutible criterio de los comisarios de la muestra, lo que tal vez genera alguna sensación de carencia entre los visitantes.

La incomodidad real

El rey Felipe VI presidió la inauguración de Automobile, junto al presidente de la Generalitat. Su presencia dificultó el trabajo a los medios de comunicación en una jornada dedicada a los visitantes profesionales. El exceso de celo por parte del personal de seguridad que la acompañaba provocó momentos de tensión contra los que sólo trataban de hacer su trabajo.

Los héroes del alcance

Uno de los propósitos de Liberty Media, la empresa que gestiona la F1, es acercar los grandes ídolos al público en general. Por eso durante todo el fin de semana ha habido varias oportunidades para ver los pilotos de cerca, fuera de los coches, en diversos actos que se han hecho en lugares como el escenario creado con esta intención en la zona del Fan Forum, o la firma de autógrafos de los jueves.

25 años sin Senna

El fin de semana de F1 ha sido marcado por el recuerdo de Ayrton Senna, fallecido el 1 de mayo de 1994 en el GP de San Marino. Los responsables del Circuito hicieron varios actos para rendirle homenaje, como la exhibición de una escultura del piloto a tamaño natural, hecha en bronce por el artista británico Paul Oz, que pesa 160 kilos y venden por 200.000 euros por cada una de las tres copias que hay.

La F1 seguirá

Como ocurrió en marzo, Quim Torra se reunió con el CEO de Liberty Media, Chase Carey, para hablar de la renovación del contrato de la F1 con el Circuito. Contrariamente a lo que han dicho voces interesadas en que el GP marche de Cataluña, las negociaciones van por buen camino, aunque todavía tardarán un poco a consolidarse. El anuncio llegará después de las elecciones.

Formula 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares