May 22, 2019

Todo sobre el mundo del motor

Después de varios meses sin poder subir a la moto, Marc Márquez ha vuelto a subirse a su Honda, con la que este 2019 defenderá la corona que ha conseguido en los últimos tres años. El de Cervera, que ha tenido que estar dos meses parado debido a una operación de hombro a la que se sometió para resolver los problemas que le provocaban reiteradas luxaciones, aún no está al cien por ciento, pero este miércoles ha conseguido el mejor tiempo. «Estoy contento porque he vuelto a subir a la moto, pero también esperaba encontrarme mejor», dijo el piloto cuando ha bajado del vehículo en ‘Motorsport.com’.

La jornada ha sido buena para los pilotos catalanes, ya que cuatro de ellos han terminado en las posiciones de cabeza y han sido los únicos que han bajado al 1: 59. Álex Rins, con la Suzuki, ha terminado segundo y con buenas sensaciones, seguido de Maverick Viñales (su compañero en Yamaha, Valentino Rossi, tan sólo pudo ser sexto) y Tito Rabat, que también reaparece, aunque cojo, después de recuperar -se de la lesión.

Márquez trabaja con la colaboración de su fisioterapeuta, Carlos J. García, para evitar tener más problemas en el hombro y tan sólo ha salido a pista durante las primeras cuatro horas de la jornada. En total, el catalán ha completado 29 vueltas y ha marcado el mejor crono del día (1: 59.621) en la vuelta 26. «Me falta fuerza, hay mucho trabajo por hacer, y por eso me he parado tan pronto. Me falta fuerza sobre todo en las frenadas y en los cambios de dirección izquierda-derecha. Por suerte, sólo sufro en las curvas de izquierdas «, ha comentado el piloto de Cervera.

El de Cervera ha asegurado que está «bien para hacer dos vueltas» pero que no puede ser constante. «He de pilotar de manera diferente a como lo hago habitualmente, tengo que ser más suave. Básicamente freno antes. Por eso es importante no confundirnos, porque yo no freno así normalmente, y la entrada en las curvas es más agresiva», agregó.

El equipo Repsol Honda no puede contar para estos entrenamientos con Jorge Lorenzo, que se tuvo que operar la muñeca después de lesionarse mientras entrenaba. Así, es el probador, Stefan Bradl, quien ocupa el lugar del mallorquín. «Tener a Bradl es una gran ayuda, creo que es uno de los mejores pilotos de pruebas. Sus comentarios son muy parecidos a los míos», reconocía Márquez.

Moto GP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares