May 22, 2019

Todo sobre el mundo del motor

La fiscalía de Stuttgart (Alemania) ha impuesto este martes una multa de 535 millones de euros a la empresa automovilística Porsche, filial del grupo Volkswagen. La sanción se enmarca dentro de las investigaciones por el escándalo del Dieselgate.

Según la fiscalía, la multinacional alemana incumplió su obligación de controlar la correcta ejecución de la normativa medioambiental en los motores de sus vehículos. Este hecho llevó a que los motores diesel V6 y V8, instalados en unos 99.000 coches, incumplieran la regulación vigente.

Alemania impone una multa de 1.000 millones de euros a Volkswagen por Dieselgate

El incumplimiento de la ley ha supuesto una multa de 4 millones de euros, y los 531 millones restantes corresponden a la compensación por las ventajas obtenidos por Porsche con la manipulación de los motores. La justicia ha calculado este coste según los beneficio obtenido por la marca de la venta de los vehículos, pero descontando los costes de readaptación de los coches. La compañía ha asegurado que acepta la sanción y que no la recurrirá.

Los motores en cuestión fueron fabricados por otra marca del grupo Volkswagen, concretamente Audi, que ya fue multada con 800 millones de euros el año pasado en Alemania por el mismo escándalo de manipulación de datos de los motores de gasóleo.

Los coches afectados por Dieselgate tenían un mecanismo que permitía que, en las pruebas de control de emisiones efectuadas por las autoridades en talleres, las emisiones de óxidos de nitrógeno de los motores aparecieran en niveles inferiores a los que se producían cuando el coche estaba en circulación .

Coches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares