December 15, 2018

Todo sobre el mundo del motor

No ha dado opción. Lewis Hamilton ha gestionado a la perfección el Gran Premio de Singapur, que se disputa de noche en el trazado urbano de Marina Bay, y ha sumado un nuevo triunfo. Una victoria que representa 25 puntos y que, sumada al tercer puesto de Sebastian Vettel (Max Verstappen ha sido segundo), hace que el británico ya tenga 40 puntos de margen respecto al alemán en la general.

Vettel, que arrancaba tercero, tenía que salir al ataque. El alemán lo sabía y lo ha intentado desde el inicio. Hamilton ha salido bien pero Vettel, desde atrás, se ha sacudido Verstappen antes de completar la primera vuelta y antes de que el coche de seguridad apareciera en la pista por el choque entre los dos Force India que ha acabado con Esteban Ocon acariciando el muro.

Hamilton, consciente de que tenía que mimar los neumáticos, ha ralentizado el ritmo de la carrera. Y eso, en un circuito en el que los adelantamientos son complicados, ha hecho que sus perseguidores tampoco pudieran rodar más rápido de la cuenta. En la vuelta 13, cuando empezaron a aparecer cuatro gotas (han quedado en eso), Hamilton ha decidido pasar al ataque y ha empezado a rodar dos segundos más rápido que en las vueltas anteriores. Vettel, que en aquel momento era segundo, ha tratado de superar al británico por estrategia: ha entrado en boxes y ha puesto el neumático más blando. Pero Hamilton no se ha querido dejar sorprender y ha ha visitado a sus mecánicos en la siguiente vuelta. Vettel, que se ha reincorporado a la pista séptimo y con muchos pilotos por delante con los que luchar, ha visto rápidamente que su jugada no había salido bien. Y más aún cuando Verstappen, que era tercero, ha entrado en boxes y ha salido delante de él. “No hay opción. No llegaremos con estos neumáticos al final”, decía Vettel por radio, mientras su ingeniero le decía que tenía que hacer su carrera. El alemán sabía que había perdido y que Hamilton, de nuevo, le había ganado la partida.

Una vez superado el ecuador de la carrera, la emoción se ha trasladado a la cola de la clasificación. Y es que cuando los doblados han entrado en escena, todo se ha complicado. Sobre todo para Hamilton, que ha visto como Verstappen le recortaba toda la ventaja mientras él intentaba superar Grosjean y Sirotkin (el francés ha sido sancionado por haber ignorado las banderas azules que indican que hay que dejar avanzar). El británico, de repente, ha visto a sus retrovisores la imagen del holandés, que ha visto una pequeña opción de ganar la carrera y no se lo ha pensado. Hamilton embargo, ha reaccionado rápido y le ha cerrado la puerta, sellando un nuevo triunfo que lo acerca un poco más a su quinto título de campeón del mundo.

Formula 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares