January 23, 2019

Todo sobre el mundo del motor

El equipo con el que Isidre Esteve irá al Dakar 2019, el Repsol Rally Team, ha presentado este lunes en Madrid. “Tenemos que estar contentos porque tenemos un equipazo. Esto es un lujo. Hacemos lo que nos gusta, y estamos con los mejores”, indicó Esteban, que ha destacado que el valor más importante del equipo es “el factor humano “. “Es un equipo diferente, todo lo hacemos con mucha ilusión y lo hacemos todo porque creemos que lo podemos hacer. Vamos al Dakar a competir, porque creemos que podemos ganar”, ha explicado.

Para él será el tercer Dakar consecutivo, el cuarto desde que se pasó a las cuatro ruedas “obligado” a causa de un accidente que lo dejó en silla de ruedas en el 2007. “Nos enfrentamos a un Dakar apasionante. Hay algo mejor? Yo creo que no “, ha apuntado el piloto. Para el piloto leridano, la discapacidad no debe ser un problema para conseguir competir con los otros pilotos. “La tecnología nos ayuda, no tengo ninguna duda”, ha indicado.

Este Dakar, que arrancará el 6 de enero en Lima, en Perú, será diferente al de los años anteriores. “Nos espera un Dakar muy intenso, difícil, pero excitante a la vez. No tenemos los países vecinos, como años atrás, pero tenemos que sacar todo el jugo a los diez días de carrera. Todas las dunas del Perú harán que el Dakar 2019 sea emocionante desde el primer kilómetro. Esperamos un Dakar difícil y complicado, la primera semana será muy complicada, será muy exigente. Pero cuanto más difícil sea el Dakar, mejor para nosotros. Es cuando nos encontramos más cómodos. Hemos trabajado mucho con todo equipo para conseguir llegar bien al Dakar, que tendrá etapas poco previsibles “, ha dicho.

Sobre el coche, Esteve ha indicado que respecto al del año pasado han hecho muchas modificaciones para conseguir ser más competitivos: “Hemos hecho muchos cambios. Cuando terminamos el Dakar el año pasado empezamos a hacer una lista para ver qué podíamos cambiar del coche para ser más competitivos. hemos cambiado las suspensiones, también llevaremos unos frenos mucho más grandes y hemos recortado el morro del coche, lo que nos permite tener un coche más agresivo y más competitivo “.

“Creo que llegamos en un momento que podemos sacar el máximo rendimiento al coche. Podemos subir el ritmo sin tomar más riesgos, ya que arriesgar mucho en el Dakar no es algo que funcione”, recordó. “Nos hemos preparado bien, no hemos tenido problemas durante la pretemporada y este año creo que la caravana del Dakar agradece no ir a Bolivia, por el tema del mal de altura. Tendremos un Dakar a nivel físico muy lineal, muy exigente desde el inicio pero sin muchos cambios “, aseguró.

Buenos resultados durante la temporada

La temporada ha sido muy buena para el de Oliana. “Los resultados de la Baja y del Rally de Marruecos son muy buenos, pero para evaluar bien un resultado hay que ver qué ha pasado durante la carrera. Te tienes que quedar con las sensaciones. En Marruecos terminamos novenos, pero las sensaciones eran buenas, de ver que terminamos novenos, pero podíamos ser octavos y que podíamos luchar con los pilotos oficiales de otros equipos. Somos conscientes del material que tenemos y creo que es importante tener los pies en el suelo, mejorar cada día y saber dónde podemos llegar. El Txema [Villalobos, el copilot] me lo agradece … Hay veces que me pone los pies en el suelo y me dice por el auricular que voy demasiado rápido “, dijo el de Oliana, riendo.

Txema Villalobos, el copiloto del Repsol Rally Team, explicó que sí, que a veces tiene que frenar un poco, pero que el de Oliana es “obediente”. “Cuando el coche se detiene, yo no puedo bajar del coche, sólo lo hace él, así que si me paso y no le hago caso después me cae una buena bronca”, indicó Esteban entre risas.

Villalobos comentó que este año “habrá que estar muy atentos a la navegación”. “La organización plantea un recorrido por dentro del desierto y hay que buscar los ‘way points’ antes de salir del desierto, es complicado”, ha dicho. Isidre Esteve ya lleva con su copiloto varios años, y durante estas temporadas han cambiado de coche varias veces, mejorando las prestaciones de su vehículo. “El cambio básicamente es la velocidad con la que llegan las cosas. Cuando íbamos con el bugui yo tenía tiempo de pensar, de ver agua … Pero ahora no, ahora vamos mucho más rápido y hay que dar las indicaciones a mucha más velocidad. la conversación se ha simplificado, no puedo dar mucha información “, explicó el copiloto.

Una preparación sin muchos cambios

Lidia Guerrero, compañera y preparadora física de Isidre Esteve, explicó que la preparación de Esteve no es muy diferente de la de la que haría con otro piloto. “Que ahora tenga el cojín inteligente nos ha dado calidad de vida y tiempo. Tiempo para que antes había que estar cuatro horas tumbado al día como mínimo y ahora no lo necesita. Puede acabar la etapa y seguir sentado atendiendo los medios de comunicación y durante la carrera no está preocupado de que pueda volver a tener las llagas, ha sido un gran avance “, explicó.

“Hago lo mismo que hacía cuando preparaba el Dakar para ir en moto. Hay que dosificar y preparar bien el entrenamiento para evitar las sobrecargas. En Sudamérica, que podamos ir en autocaravanas hace que podamos recuperarnos mejor y descansar mejor”, apuntó el piloto leridano.

Coches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares