Radiadores y coches

¡Os damos la bienvenida al rincondelautobus.es! Este proyecto surge con la idea de un trabajo de fin de grado en el que se quería asociar la climatización dentro de un vehículo eléctrico con la optimización de la duración de su batería. Como muchos ya sabréis, el gran problema del vehículo eléctrico es convencer al usuario de que tiene una autonomía eléctrica suficiente para cubrir sus necesidades diarias. Pero ahora bien, ¿bajo qué circunstancias tenemos que conducir para que esa autonomía que nos asegura el fabricante se cumpla?. No es tan sencillo amigos. Tendremos que entender bien cómo funciona un coche eléctrico y cuál es el principio de un radiador.

¿De qué depende la autonomía de un vehículo eléctrico?

La autonomía de un vehículo eléctrico depende de muchos factores, entre los que se encuentran:

  • El modo de conducción, si tenemos una conducción agresiva (acelerones, frenazos, etc) esto siempre va a disminuir nuestra autonomía porque requiere mucho esfuerzo de nuestra batería.
  • Cómo realicemos las cargas, ya que lo recomendable esque la batería esté siempre entre un 40% y un 80%. Ya que, al contrario de lo que mucha gente piensa, el 100% en una batería también es perjudicial ya que acelera las reacciones químicas que desgastan la batería cuando hay tanta carga.
  • El uso de elementos de confort durante la conducción, tales como el aire acondicionado, la calefacción, incluso bajar las ventanillas. Aparte de ocuparse del movimiento, la batería tiene que hacer frente a todas estas funciones que también requieren electricidad.
  • El recorrido que realicemos, si es un camino sinuoso o carreteras secundarias así como la conducción en ciudad (con muchos parones por semáforos, pasos de cebra, etc) también afecta nuestra autonomía.

¿Por tanto, qué podemos hacer?

Una vez que se conozca como funciona tanto el sistema de calefaccióny de refrigeración, así como el funcionamiento de nuestro vehículo eléctrico, es muy sencillo detectar aquellas situaciones o tipos de comportamiento que desfavorecen la autonomía de nuestra batería. Por ello, es importante informarse bien ya que parece ser que los vehículos han venido para quedarse como solución de movilidad con cero emisiones de gas de efecto invernadero.

Así mismo, la gran polémica que envuelve los vehículos eléctricos, a parte de si pueden satisfacer nuestras necesidades de movilidad, es: ¿Qué pasa con las baterías? Mucha gente parece preocuparse por este tema y no es más que pura desinformación y bulos lanzados por industrias a los que no les conviene este cambio. Las baterías duran mucho más de lo pensado por los propios fabricantes, y además, muchos fabricantes tienen o bien un proceso de reutilización de los materiales o un proyecto para darles una segunda vida para aquellas baterías que han estado en un coche puedan seguir funcionando en otro tipos de maquinaria que no las desgaste tanto.